Saltar al contenido
Portada » Trucos caseros para limpiar las juntas del piso

Trucos caseros para limpiar las juntas del piso

Las junturas de baldosas y cerámicos es un lugar que pasa desapercibido en la limpieza. Pero la realidad es que forman parte de ambientes críticos de la casa, como el baño y la cocina. Dos lugares en donde hay mucha humedad, grasa, olores, etc. Y además, en general no tienen buena ventilación. Por todo esto, los pisos y paredes requieren una limpieza regular y efectiva. Sobre todo las junturas de los azulejos y baldosas.

Si el aseo no es bueno, las junturas enseguida se ponen negras. Este color no sólo denota suciedad sino también la presencia de hongos y bacterias, que pueden afectarnos.

Te daré algunos trucos para mantener la limpieza de tu piso. Son soluciones con productos naturales, que en general tenemos en nuestro hogar, y que no requieren mucho esfuerzo para lograr una limpieza efectiva.

Primero te diré qué no tienes que hacer al limpiar las junturas de tu piso:

  • No uses limpiadores abrasivos ni esponjas de metal: Estos productos pueden rayar la superficie de los azulejos y baldosas. En estos rayones se junta suciedad y grasa en donde crecen bacterias.
  • No uses limpiadores con base de ácido: Es cierto que sirven para combatir hongos, pero el exceso de ácido puede dañar la superficie de las baldosas. Y si las junturas no son lo suficientemente firmes también pueden verse afectadas.

Soluciones

1. Limpiador con cítricos

Ingredientes:

  • Cáscaras de los cítricos que más te gusten (naranja, limón, pomelo, etc)
  • 250 ml de vinagre blanco
  • Una botella con rociador
  • Una botella con tapón
  • Cepillo de cerdas finas

Procedimiento:

  1. Lo ideal es que las cáscaras estén recién cortadas. Mezclalas con el vinagre en la botella con tapón y deja reposar la solución por dos semanas.
  2. Mezcla la solución de cítricos y vinagre con agua en una proporción del 50% en la botella con rociador.
  3. Rocía la juntura de los azulejos y cepilla suavemente.

2. Con aroma a menta

Ingredientes:

  • Vinagre de vino
  • Alcohol
  • Agua
  • 10 ml de jabón líquido o lavavajillas
  • Unas gotas de aceite esencial de menta
  • Una botella con pulverizador

Procedimiento:

  1. Mezcla en la botella partes iguales de vinagre, alcohol y agua.
  2. Agrega el lavavajillas y el aceite de menta
  3. Rocía los azulejos y repasa las junturas con un paño de limpieza. También puedes utilizar esta mezcla para limpiar los pisos. Como un beneficio extra, el aceite de menta da un aroma agradable y previene la presencia de hormigas.

3. Vapor

Esta es una opción eficaz pero requiere tener o alquilar un limpiador a vapor.
Cualquiera sea la alternativa, asegúrate de que tenga:

  • Manguera de vapor
  • Cepillo accesorio

Procedimiento

  1. Lee atentamente las instrucciones de la máquina de vapor. Esto no sólo sirve para el correcto funcionamiento de la máquina sino también para evitar accidentes.
  2. Llena el depósito con la cantidad de agua indicada. No agregues detergentes ni productos químicos.
  3. Una vez que la máquina está funcionando, utiliza el cepillo todo a lo largo de las junturas. El vapor aflojará la suciedad y eliminará los hongos. 
  4. Después del uso del vapor, pasa un paño o trapeador para absorber el exceso de humedad.

Si sigues estos consejos, lograrás un piso limpio que sólo requerirá un aseo de rutina, sin mucho esfuerzo, dos veces por mes. Lo importante es que uses los elementos y la técnica adecuados.

Fuente: elmundopositivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *